LEASING

LEASING

 

El leasing o arrendamiento financiero consiste en un contrato de arrendamiento, con una opción de compra al final del mismo. Con este sistema el usuario dispone de un bien de capital productivo, en forma de alquiler durante el plazo que se pacte, mediante el pago de una cuota periódica. La regulación legal dispone expresamente que sólo podrán financiarse, mediante esta fórmula, bienes de equipo, capital productivo, vehículos e inmuebles que han de quedar afectos a una actividad productiva o empresarial.

Plazos mínimos de duración de los contratos:

  • Mobiliario: Dos años.
  • Inmobiliario: Diez años.

Las cuotas de leasing pueden ser fiscalmente deducibles, teniendo dos partes bien diferenciadas:

  • Carga financiera satisfecha a la entidad arrendadora (intereses).
  • Recuperación del coste del bien (amortización).