Noticias

El vino Emperador de Barros, de Bodegas Viticultores de Barros, gana el Premio Gran Espiga 2018

Villafranca de los Barros, 30 de mayo de 2018. El vino Emperador de Barros, elaborado por Bodegas Viticultores de Barros, de Almendralejo, ha resultado galardonado con el Premio Gran Espiga de la 19ª edición del concurso Premio Espiga al Vino con Denominación de Origen Ribera del Guadiana. Este vino, de variedad Tempranillo de la cosecha 2017, es el que mayor puntuación ha obtenido del jurado de reconocidos catadores de ámbito nacional e internacional que han valorado los 91 vinos presentados a concurso por 22 bodegas.

Los ganadores del certamen de la XIX edición del Premio Espiga al Vino D.O. Ribera del Guadiana y VI Premio Espiga al Tapón de Corcho, organizados por Caja Rural de Extremadura en colaboración con la Estación Enológica de Almendralejo, el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Guadiana y  el  Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura, se han dado a conocer en una gala de entrega celebrada en el Colegio San José de Villafranca de los Barros.

En el acto han estado presentes el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el expresidente José Antonio Monago; el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo; el alcalde de Villafranca de los Barros, Ramón Ropero; el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro; el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo; y el director general de la Caja, José María Portillo, entre otras personalidades.

Además, se han concedido tres premios en cada una de las seis categorías del concurso. En el apartado de vinos blancos, el premio Espiga Oro ha sido para Emperador de Barros, variedad Cayetana de la cosecha 2017, de Bodegas Viticultores de Barros. El Premio Plata ha recaído en Blasón del Turra, de la cooperativa Santa Marta Virgen, de Santa Marta de los Barros. Y el Premio Bronce ha sido para el Marqués Montevirgen de Villalba, de la cooperativa Montevirgen de Villalba de los Barros.

En la categoría de vinos rosados, los premiados han sido: Espiga Oro para Zaleo, de la cooperativa Viñaoliva, de Almendralejo; Espiga Plata para Viñarroba, de la bodega Viñarroba, de Almendralejo; y Espiga Bronce para Señorío de Villalba, de la cooperativa Montevirgen.

En la categoría de vinos tintos cosecha, el premio Espiga Oro ha recaído en Emperador de Barros, de Bodegas Viticultores de Barros; Espiga Plata para Viña Canchal, de CAVE San José, de Villafranca de los Barros; y otra Espiga Plata para Paiva, de Bodegas Martínez Paiva, de Almendralejo.

En tintos roble, ha sido galardonado con la Espiga Oro el vino Viña Puebla Selección, de Bodegas Toribio, de Puebla de Sancho Pérez; la Espiga Plata ha sido para Zaleo Selección, de Viñaoliva, y la Espiga Bronce para Privilegio de Romale, de Bodegas Romale, de Almendralejo.

Viña Puebla Madre del Agua, de Bodegas Toribio, ha conseguido el premio Espiga Oro en la categoría  de vinos tintos crianza, en la que también se ha premiado con la Espiga Plata a Vizana, de Bodegas Viticultores de Barros, y con la Espiga Bronce a Edén Parras Viejas, también de Bodegas Toribio.

Por último, entre los tintos reserva se ha destacado con la Espiga Oro a Privilegio de Romale, cosecha 2013, de Bodegas Romale. El premio Espiga Plata ha recaído en Carabal Gulae, de Viñedos y Bodegas Carabal, de Alía, y la Espiga Bronce en Privilegio Romale, cosecha 2009, de Bodegas Romale.

En cuanto al premio Espiga al Tapón de Corcho, ha recaído en el vino Carabal Gulae, de Viñedos y Bodegas Carabal.

En el transcurso de la gala también se ha entregado un Premio Espiga a Luis Cumplido, consejero de Caja Rural de Extremadura por su trayectoria de 16 años en el Consejo Rector de la entidad y su reconocimiento en el sector vitivinícola extremeño.

En su intervención, el presidente de la Junta de Extremadura ha resaltado la inversión que el sector vitivinícola ha realizado en los últimos 35 años “para transformar una realidad que entonces era exclusivamente de vino a granel y que hoy es una parte muy importante de la marca Extremadura”.

Fernández Vara también ha agradecido el trabajo que está haciendo Caja Rural de Extremadura “para ayudar a las empresas extremeñas, al sector agroindustrial, para que todo esto pueda ser una realidad”. Considera que, una vez superados los “momentos difíciles por la gravísima crisis financiera” que sufrió España desde 2008, “el buen trabajo que se ha hecho por parte de los profesionales de la entidad ha hecho posible que hoy vuelva a ser una entidad de referencia en nuestra región”.

Por su parte, el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha destacado que la entidad está “orgullosa de promocionar nuestra tierra y nuestros productos” con estos premios. “Estamos convencidos de que tenemos que estar cerca de la sociedad extremeña, estar pegados a esta tierra y colaborar en lo que podamos para que Extremadura sea más grande y más fuerte económicamente”, ha añadido.